Muchas veces cuando termino una jornada laboral y voy a estar con mi hijo pienso…  esas palabras que nos decían tantas veces, ¿las recuerdan?…  “no es la cantidad de tiempo la que le dedicas a tu hijo sino la calidad del tiempo que estás con él“.

Me pasa al igual que muchos padres de esta generación que trabajamos todo el día y al llegar la tarde/noche, cuando justo vamos a estar con nuestros hijos, nos encontramos agotados, cansados de las actividades ya completadas…  y no se si a ustedes les pasa igual, pero mientras mas cansada estoy mas activo está mi hijo…  Planificamos nuestro tiempo…  pero no Planificamos nuestra Energía.

Hay un libro que les recomiendo, aunque está enfocado en empresarios/directivos, da muy buenas pautas de como manejar la energía del día a día, para poder tener una calidad de vida mas elevada y además sentirnos renovados como personas.  Se trata de “El poder del pleno compromiso“ (The power of full engagement) de Jim Loehr y Tony Schwartz .

En este libro se hace referencia a la energía que utilizamos para hacer cosas.  Como un coche que necesita combustible para moverse… si rodamos mucho, pues se necesitará reponer ese combustible,  aunque yo no sea una experta en la materia, un coche necesita también algo mas que combustible para rodar, requiere mantenimiento, cambio de aceite, etc…  De la misma forma funciona nuestros niveles de energía. Consumimos la energía con nuestras actividades diarias,  mientras mas cosas hagamos, mas consumimos (mas adelante les hablo de que la energía viene de varias fuentes, asi que para algunas personas puede ser que no entiendan el cansacio de otras personas que no hacen sus mismas actividades o que están sin hacer nada…  pero la energía no sólo se consume con un trabajo físico, se cansa el que tiene un trabajo mental, uno que solo escucha problemas e incluso se cansa el que no sabe que hacer en la vida).  Lo que está claro es que si no lo recargamos ¿saben que pasa? se agota y empezamos a sentir molestia, rabia, cansancio, agotamiento, dolor en el cuerpo, enfermedades, etc…

¿Por que les hablo de este tema? porque muchas veces estamos con nuestros hijos, tenemos 4 horas para estar con ellos, pero estamos tan cansados que ni siquiera le prestamos la debida atención, podemos sentirnos irritados o gritarles por cosas que tal vez puedan resultar sin importancia.

¿Que hacer? pues hay muchas formas de manejar la energía… les dejo algunos datos sencillos

  • Al llegar a casa quitarse los zapatos y caminar descalzos (tocar tierra como le dicen en bioenergética)
  • Darse un baño antes de ponerse a jugar con los niños (incluso antes de abrazar a su pareja, cambia el humor y la energía corporal).  Explicarles que están cansados y necesitan renovarse con un baño y que en unos minutos van a estar 100% con ellos.
  • Respirar profundamente 3 veces antes de responder con un grito si ocurre algún problema
  • Hacer actividades físicas con los niños al llegar a casa… (si el trabajo de los padres es mental y están todo el día sentados frente a un ordenador o escuchando o viendo problemas de otras personas) entre las actividades está salir a caminar, montar la bici, ir a un parque al aire libre, o incluso si hay naturaleza mucho mejor.
  • Hacer actividades creativas como colorear, dibujar, pintar, tocar música, entre otras (si la actividad de los padres es mas física que mental), incluso leer un libro juntos haciendo teatro es una actividad muy recomendada.

Los niños requieren atención y si no tenemos energía pues lo que puede ocurrir es deseemos no llegar a casa para poder descansar…

Recuerden que el tiempo se puede manejar con una agenda y normalmente siempre hay tiempo para lo que es importante para nosotros…  ahora la energía hay que aprender a manejarla correctamente.

Para eso les recuerdo, la energía puede venir de 4 fuentes:

  1. Física: ejercicios, alimentación y descanso
  2. Emocional, saber expresar adecuadamente las emociones
  3. Mental, creatividad, analisis y concentración, y
  4. Espiritual, tener un propósito en la vida

Recuerden recardar la energía de su vida y enseñarles a sus hijos a recargar las de ellos de forma correcta…  Tiempo siempre hay, la energía es la que nos mueve.

Es por eso que en nuestro taller para padres nos enfocamos en la energía como una forma de auto-equilibrarnos y gracias a ella poder tener una mejor comunicación (mas clara y sincera) con nuestro entorno.

Los niños actuales al ser mas activos demandan mas de nosotros, dejarlos frente al televisor o dejarlos salir a jugar con sus amigos, tal vez sea un descanso inmediato pero no la respuesta a nuestro problema de manejar nuestra energía.  Los niños actuales nos exigen estar mas enfocados, mas dedicados a ellos y mas atentos a las necesidades de nuestro entorno.

Anuncios